RPAcción en San Pedro de la Paz

Patricio Felmer

Patricio Felmer

Doctor en Matemática Director Proyecto ARPA Universidad de Chile

Llegamos al Colegio Pedro de Oña cerca de las 14:30, junto a César, Felipe y Natalia, todos integrantes del equipo de ARPA. Los monitores del taller seríamos César Flores, académico de la Universidad de Concepción y yo. Fuimos recibidos por la Directora del colegio, profesora Sandra Morales, quien nos saludó muy amablemente e invitó a conocer la sala donde haríamos el taller. Era la biblioteca del colegio, con mesas y sillas muy adecuadas para el trabajo de los aproximadamente 40 docentes que esperábamos participarían de nuestro primer taller RPAcción en la zona penquista. Al fondo de la biblioteca vimos  una generosa mesa con jugos, pancitos de jamón, queso, pollo y palta, galletas, un termo grande con agua caliente, café y te, todo preparado por personal del colegio para el Coffee Break.  Como el taller sería solo de tres horas, decidimos que dejaríamos ese manjar para celebrar el trabajo de los docentes al final del taller, a las 18 horas.

IMG_20150929_173307006

Eran las tres de la tarde y todavía no había llegado ningún profesor, cuando  tímidamente, se acercaron varias profesoras del colegio para participar del taller y más tarde,  a goteras las primeras profesoras y profesores que venían de otros colegio y que habían sido invitados. Este es el momento en que pensamos ojalá que lleguen los profesores, nos da susto que el taller no resulte, que haya que realizarlo con unos poquitos no más. Como a las 15:20 empezó a llegar el grueso de los invitados, Natalia y Felipe los inscribían, les daban su credencial y les asignaban al azar la mesa en que trabajarían.

Aproximadamente a las 15:30 realicé la presentación ppt que tenía preparada, motivando a los profesores a resolver problemas, para que sean matemáticos y matemáticas en las dos horas siguientes, enfrentando problemas que no saben resolver, inventando estrategias y sufriendo cuando el problema cuesta y sintiendo la gloria del vencedor, cuando el problema se logra resolver. Y todo ello para que los niños y niñas de sus cursos también sean matemáticos en sus clases. Después de la presentación de unas ocho láminas, cada uno de los monitores entregamos el primer problema a los profesores, divididos en dos secciones de unos 20 profesores, una a cargo de César y la otra a cargo mío.

Después de unos 15 minutos, ya el taller RPAcción estaba en plena marcha, los profesores y profesoras en grupos de a tres, discutiendo y trabajando en los problemas. Un murmullo de discusión, conversación y desafío llenaba la sala, era la música matemática, como me gusta llamarle a ese maravilloso conjuntos de sonidos de matemáticos abocados en sus grupos a resolver un problema. Cuando este sonido se siente, es que el taller será un éxito. A partir de allí los grupos fueron haciendo preguntas, a las que respondíamos con otras preguntas, los grupos nos llamaban para decirnos que habían resuelto el problema y nosotros preguntábamos como lo habían hecho, pedíamos explicaciones. Otras veces encontrábamos que el problema había sido resuelto solo por un integrante y preguntábamos a uno de los otros, que al decir que no sabía como se había resuelto el problema, nos obligaba a alejarnos diciendo el problema está resuelto solo cuando todos los integrantes del grupo pueden explicar la solución y la estrategia usada para encontrarla. Cuando un grupo efectivamente resolvía el problema pedíamos más, extendíamos el problema o le entregábamos el siguiente problema. Las dos horas siguientes se nos pasaron muy rápido, pero mucho más rápido se les pasó a los profesores y profesoras que no pararon de trabajar, discutir, confrontar, explicar y pensar, siempre en equipo buscando la solución a los problemas que les entregábamos. Como a las 18 horas nos hicimos un gesto con César e invitamos a los participantes a hacer dos círculos uno para la sección de César y uno para la mía.

IMG_20150929_153548073

Y comenzó la plenaria, el momento de la reflexión, para conversar qué habíamos hecho. Centrada en las emociones que sintieron, las estrategias que usaron, el rol del monitor y la posibilidad de replicar este trabajo en el aula, cambiando monitor por profesor y profesor por niño, descubriendo el modelo de trabajo que habían vivido. Uno a uno los profesores fueron abordando estos temas, sintieron inquietud y hasta frustración cuando no podían resolver el problema, pero cuando finalmente lo resolvían coincidían que la satisfacción y alegría era grande. Las estrategias fueron variadas, todas las disponibles, prueba y error, dibujos, tablas, etc. fueron apareciendo. Luego el rol del monitor: que solo hacía preguntas, que nunca decía si un problema estaba bien resuelto, que desafiaba, que estimulaba y orientaba, pero solo haciendo preguntas. Finalmente la gran pregunta ¿se podrá realizar esto en el aula? Los más entusiastas decían que si, otros decían que ya lo hacían, también aquellos que manifestaban que esto no se puede hacer, que si los niños vinieran preparados desde chicos se podría, que tienen muchos estudiantes, que no saben trabajar en grupo, y de nuevo la entusiasta que decía que sí se podría, que lo iba a intentar en sus próximas clases…

Este nuevo taller RPAcción llegaba a su fin, con un aplauso entusiasta y sonrisas en los rostros, sonrisas de satisfacción de reencontrarse entre pares con la matemática y con ganas de resolver más problemas.

El café final estuvo muy rico y reponedor, la jornada había sido más larga de lo habitual para los profesores y con un trabajo intelectual fuerte, que aunque pasó rápido y fue muy interesante, también produjo cansancio. Algunos profesores y profesoras, felices se acercaron a despedirse, agradeciendo, otros tuvieron que salir corriendo porque debían recoger al hijo o hija que estaba esperándolo en su escuela.

La directora Morales, quien también participó en el taller, nos contó que estaba muy contenta de haber ofrecido ese espacio y que quería tener más experiencias de este estilo, Nosotros agradecidos de su apoyo y de su generosidad, nos despedimos contentos del colegio Pedro de Oña, con un RPAcción más para contar.

Haz click para ver las fotos:

Comentarios